Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación

Asociación

Quienes somos

Se constituye en mayo de 1994, por mujeres profesionales de distintos medios (prensa, radio y televisión, agencias, gabinetes de comunicación etc.). El próximo año celebraremos los 25 años de existencia.

Queremos ser un foro plural de opiniones y experiencias, tratando de positivar la imagen de las mujeres, tan deteriorada y maltratada por los medios. 

Apostamos por la necesidad de trabajar unidas para ir eliminando los obstáculos directos e indirectos incluso en los propios medios de comunicación. 

Apostamos, también, por la acción, por la solidaridad entre mujeres y por la creación de redes de Asociaciones de Mujeres Comunicadoras, tanto en el Estado español como a nivel Internacional. 

Objetivos

Incrementar a través de los medios de comunicación el protagonismo e influencia de las mujeres en la sociedad y sus centros de dirección.

Promover una imagen real y positiva de las mujeres en los medios.

Defender la Igualdad de oportunidades en el acceso a los puestos de dirección y decisión en los medios.

Desarrollar y potenciar la carrera de las mujeres profesionales en los medios en su actividad laboral.

Organizar encuentros y jornadas y elaborar estudios y llevar a cabo acciones que nos permitan conseguir los fines planteados.

Establecer vínculos con otras Asociaciones, tanto nacionales como internacionales, similares a la nuestra para actuar de forma común y coordinada.

Promover desarrollar y fomentar la labor de formación continua en comunicación de género e inclusiva entre el alumnado y profesionales de los medios.

Ampliar y difundir la asociación y sus fines en las distintas autonomías del Estado.

Hazte socia de AMECO

25 años de AMECO

Puedes ver un resumen de la historia de AMECO en este enlace.

Agencia AmecoPress

Origen del proyecto

La Plataforma de Acción de la Conferencia de Beijing, en su Capítulo J, denominado “La mujer y los medios de difusión” (artículos 234-245), ya menciona dos objetivos estratégicos: incorporar medidas para aumentar el acceso de las mujeres a los medios de comunicación así como su presencia en los órganos con poder de decisión y fomentar una imagen equilibrada y no estereotipada de las mujeres en los medios.

Esta preocupación por los medios de comunicación y las mujeres ya venía siendo mencionada en las Conferencias Internacionales anteriores y recogen algunos resultados que no han variado en las últimas décadas: las mujeres son sujeto informativo en pocas ocasiones y, cuando lo son, aparecen bajo estereotipos sexistas. Por otra parte, se observa que pocas mujeres tienen agencia en los medios de comunicación, entendiendo a éstos en sentido amplio, esto es, prensa convencional, cine, música popular, cómic, Internet, etc.

Por eso, la Plataforma de Acción proponía varias medidas, entre ellas, el fomento de investigaciones sobre la imagen de las mujeres, la promoción de las periodistas en las empresas de comunicación o estimular la producción de contenidos destinados y realizados por mujeres. Diez años más tarde, las revisiones de Beijing demuestran que, tanto en el ámbito internacional como en el específicamente español, no se han alcanzado estos objetivos y apenas se han puesto en marcha iniciativas destinadas a lograrlos.

Así, desde la Asociación AMECO pone en marcha un proyecto que, además de recoger las inquietudes internacionales sobre igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, inciden específicamente en la reducción de la brecha digital de género y en la necesidad de elaborar y difundir informaciones desde la perspectiva de género.

En qué consiste

Es una agencia de información especializada en elaborar, difundir y transmitir información periodística desde la perspectiva de género. La agencia de genero es una actividad articulada en torno a las nuevas tecnologías de la comunicación (TICs), cuyo soporte e instrumento de difusión es Internet y el trabajo en línea, por lo que constituye una eficaz estrategia para paliar la brecha digital de género y para avanzar en los objetivos que, con relación a las mujeres y los medios, han sido establecidos por todos los foros internacionales, europeos y estatales para la búsqueda de la igualdad entre sexos. Es esencial su carácter innovador puesto que no existe ninguna otra en España, aunque sí en otros países como México o Francia.

La información desde la perspectiva de género implica dos líneas de trabajo. En primer lugar, la elaboración de información de actualidad, aplicando la perspectiva de género (esto es, la información convencional que cada día es recogida por los medios generalistas pero desde una óptica y tratamiento no sexista) y, en segundo lugar, la inclusión en la agenda mediática de temas ausentes, protagonistas invisibles y espacios que tradicionalmente no son recogidos por los medios de comunicación de masas.

La realidad desde la perspectiva de género implica, por tanto, la elaboración de información sobre la situación de las mujeres, la legislación sobre género, las iniciativas femeninas, etc., así como la denuncia y sensibilización sobre todo tipo de discriminaciones en función del género. Además, una agencia de estas características supone la promoción e impulso de la actividad profesional de las mujeres periodistas, el acceso a la agenda mediática de los temas relacionados con la vida de las mujeres y la apertura de un foro de discusión desde el que articular, promover y difundir iniciativas, problemáticas y asuntos en general que afectan a las mujeres.

Por último, la agencia de género puede convertirse en un eficaz instrumento de promoción y consolidación de redes de mujeres en general y de las comunicadoras en particular, ofreciendo información actualizada de las actividades, jornadas y seminarios, publicaciones, iniciativas culturales, etc., así como cualquier otra iniciativa o problemática que tenga que ver con las mujeres.

La agencia de género, que en su funcionamiento es similar a una agencia de noticias convencional, realiza contenidos propios relacionados con la actualidad (noticias), información de fondo y análisis de la realidad social (reportajes de investigación, dossieres especializados sobre temas específicos) y también proporciona un corpus documental sobre la representación y la imagen de las mujeres en los medios de comunicación, sobre legislación y actualidad jurídica y sobre iniciativas empresariales, académicas o de cualquier otro tipo que estén relacionadas con las mujeres y la comunicación.

Por último, la agencia asume la formación en nuevas tecnologías como fórmula para reducir la brecha digital de género. Para ello, diseña y ejecuta acciones formativas para la capacitación de periodistas en perspectiva de género y también alfabetización digital para mujeres en general a las que se les van ofreciendo, con posterioridad, formaciones de especialización en nuevas tecnologías.

Objetivos

Elaborar, difundir y promover información desde la perspectiva de género, de acuerdo con los planteamientos y recomendaciones de las Naciones Unidas y de la Comunidad Europea. Ello implica, primero, la elaboración de información de actualidad, aplicando la óptica y tratamiento no sexista; y segundo, la inclusión en la agenda mediática de temas ausentes que no son recogidos por los medios de comunicación. 

Entre sus objetivos específicos se pueden mencionar los siguientes:

• Elaborar y difundir información desde la perspectiva de género, elaborando y transmitiendo noticias especialmente relevantes sobre mujeres; además de noticias de información general construidas desde una perspectiva de género. 

• Dar acceso a las mujeres a la agenda de los medios de comunicación como sujetos de la información. 

• Ofrecer un espacio a las comunicadoras e investigadoras en género y comunicación. 

• Dar a conocer las informaciones, programas e investigaciones que desde la perspectiva de género se elaboran sobre mujeres. 

• Permitir un espacio de discusión e información sobre las mujeres en los medios de comunicación. 

• Denunciar las discriminaciones que las mujeres padecen en función de género.

Como utilizar la información

AmecoPress ofrece información gratuita a todos los medios de comunicación internacionales, nacionales, autonómicos y locales que deseen utilizar sus noticias de actualidad y de análisis de la realidad social a través de la suscripción a sus boletines on line.

AmecoPress establece alianzas con los medios de comunicación nacionales, autonómicos y locales para el intercambio de información gratuita con perspectiva de género a través de un protocolo de colaboración por el que los medios informativos se comprometen a utilizar la información de AmecoPress citando la autoría. 

La información de AmecoPress es gratuita para medios e instituciones.

El único requisito para la reproducción de los contenidos de AmecoPress es respetar la autoría de la información citando la fuente e informar del contenido publicado.

El funcionamiento de AmecoPress es similar al de una agencia de noticias, realiza contenidos propios relacionados con la información de actualidad (noticias), información de fondo y análisis de la realidad social (reportajes de investigación, dossieres especializados sobre temas específicos) y también proporciona un corpus documental sobre representación y la imagen de las mujeres en los medios de comunicación, sobre legislación y actualidad jurídica, iniciativas empresariales, académicas o de cualquier otro ámbito relacionado con la promoción de las mujeres. 

Premios recibidos

• El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio otorgó a AmecoPress en 2007 el accésit del “Plan Avanza” en la categoría de “Igualdad de Género” por el proyecto y creación de una Agencia de Información desde la perspectiva de género.

• Premio del Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid 2015, en la modalidad de Comunicación.

• Premio Solidario a la Igualdad de la Asociación de Mujeres por el Diálogo y la Educación 2017, por ser el Medio de Comunicación más Solidario con las Mujeres.

• Premio de la Asociación de Mujeres Artistas “Blanco, Negro y Magenta” 2018, como Mejor Medio de Comunicación.

Escuela de Periodismo

Necesidad de un periodismo de género

El nuevo panorama mediático, ante la aparición de nuevas realidades casi siempre fruto del desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación, ha exigido que las y los profesionales de la información reciban formación cada vez más especializada y sofisticada.

Paralelamente a esta realidad informativa, en el aspecto social, las políticas de igualdad de oportunidades experimentan una larga trayectoria que abarca acciones e iniciativas de diferentes tipologías, objetivos y metodologías, resaltando la importancia que los medios de comunicación tienen en la actual sociedad contemporánea, como formadores de opinión.

Por ejemplo, es unánime la percepción del importante papel que los medios de masas tienen en la erradicación de la violencia de género o la trascendencia simbólica de un uso no sexista de la lengua.

Así, todos los Planes de Igualdad elaborados en España, sea cual sea su ámbito (estatal, autonómico, local) recogen la necesidad de desarrollar iniciativas que permitan modificar la imagen de las mujeres en los medios de comunicación.

Y es que, como sabemos, los medios de comunicación social son un elemento fundamental en la formación de la opinión pública; sugieren formas de comportamiento al tiempo que sancionan valores y actitudes. El discurso informativo no es inocente. Al ofrecer la realidad informativa, los medios proponen formas de entender el mundo que necesariamente transmiten una ideología.

La construcción de la realidad colectiva se concreta en la aparición de estereotipos que, en el caso de hombres y mujeres, fomentan la desigualdad y la idea de que las mujeres son entes pasivos e inferiores. Por ello, es imprescindible que las nuevas generaciones de profesionales se formen en la perspectiva de género, única estrategia para modificar los sesgos androcéntricos y sexistas que siguen apareciendo en la información.

Un trabajo con trayectoria

Evidentemente, esto no es un esfuerzo aislado, puesto que ya la comunidad internacional se comprometió en la Cuarta Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer (Beijing, 1995) a tomar medidas para que los medios cambien la imagen estereotipada de las mujeres, y entreguen una imagen equilibrada de la diversidad de las mujeres y de sus contribuciones a la sociedad. Y esta recomendación ha inspirado proyectos, directrices, códigos y otras formas de regulación tendientes a promover la diversidad de la imagen de las mujeres a través de los medios, incrementando su participación en la toma de decisiones a todos los niveles. También, en diferentes países, agencias de comunicación y universidades han logrado, con mucho esfuerzo, incluir asignaturas, talleres y escuelas orientadas a formar periodistas con esta perspectiva.

En América Latina, en Europa, en África y, recientemente, en algunos países del continente asiático, han surgido organizaciones orientadas a fomentar la igualdad entre mujeres y hombres desde la comunicación. También existen redes internacionales de mujeres comunicadoras que trabajan para asegurar el derecho de las mujeres a participar y comunicarse a través y dentro de los mass media y redes sociales. Todas estas organizaciones y redes tienen actividades de formación y materiales útiles para desarrollar una comunicación con perspectiva de género. También han surgido páginas con datos de contacto de especialistas en distintas materias.

Objetivo de la Escuela

La Asociación Española de Mujeres Profesionales de los Medios de Comunicación (AMECO) a través de esta Escuela de Formación continuada, que se centra en el periodismo digital, pretende formar a las nuevas generaciones de periodistas desde una perspectiva de género.

El objetivo es que esta perspectiva les permita ser conscientes de la representación actual de las mujeres en la prensa y ser capaces de incorporar estrategias de eliminación de usos sexistas en el discurso mediático, lo que favorecerá la igualdad entre hombres y mujeres. Por último, la formación pretende favorecer la presencia y posición de las mujeres en la empresa informativa hasta que ocupen el lugar que les corresponde.

Debemos exigir que se visibilicen las realidades y problemáticas específicas de las mujeres, pero también que se las presente como protagonistas y sujetos de las noticias, mostrando su diversidad y las aportaciones que hacen a la sociedad.

Perspectiva de género, un producto de calidad

En periodismo, aplicar un enfoque o perspectiva de género consiste en plantearse y señalar cómo afectan de manera distinta a hombres y mujeres los hechos y fenómenos sobre los que informamos. Además de visibilizar la realidad específica de las mujeres, implica destacar sus aportaciones y ofrecer su punto de vista.

AMECO, a través de su Escuela de Formación continuada en Periodismo con Perspectiva de Género, defiende este enfoque como un criterio de calidad en el periodismo. Si no se representa adecuadamente a la mitad de la población, no se está cumpliendo con los objetivos del buen periodismo, no se está llevando a cabo la labor periodística con rigor y veracidad.

Situación actual en los medios

A pesar de estos esfuerzos, los medios de comunicación han mantenido los énfasis tradicionales en sus discursos y todavía los cargos de responsabilidad en las redacciones y en la propiedad de los medios siguen en manos masculinas. Aunque los medios son cada vez más conscientes de la desigualdad que sufre la mitad de la población, salvo excepciones, no la abordan de manera integral y transversal en todas sus informaciones. En su lugar, se limitan a reflejarla en piezas secundarias o complementarias, o en especiales sobre mujeres “excepcionales”.

La visión de género y el punto de vista de las mujeres no está representado de forma equitativa en los medios de comunicación. No solo tienen menor presencia como autoras de las informaciones que aparecen en la portada de los periódicos sino que también protagonizan menos historias de primera página. Los medios apenas recurren a fuentes expertas femeninas y la imagen de las mujeres que ofrecen está fuertemente estereotipada.

Los datos del informe ‘Vistas pero no escuchadas: cómo las mujeres hacen noticias de portada’, publicado por la organización Women in Journalism, demuestran que las mujeres protagonizan menos historias que los varones y les son encomendadas fuentes como espectáculos, cultura o salud, contrario a los periodistas que generalmente se encargan de temas de política nacional e internacional, economía e incluso deportes.

La mayor parte del alumnado de las Facultades de Ciencias de la Información son mujeres. Pero esto no permite hablar de una feminización de la profesión periodística, ni desde luego de igualdad de condiciones entre mujeres y hombres dentro de los medios. Las periodistas son discriminadas: no reciben el mismo salario que sus colegas varones, están infra representadas en los cargos de dirección y gestión de las empresas periodísticas y de las asociaciones de prensa y sufren más el fenómeno del paro y el abandono de la profesión.

Según datos de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), en las facultades de Periodismo españolas un 70 por ciento del alumnado es femenino, mientras que en las redacciones se invierte la proporción (el 59 por ciento de la plantilla son hombres). En la dirección, la diferencia es aún mayor, con solo un 20 por ciento de representación femenina. En los consejos de administración la presencia de las mujeres es incluso menor: un 10 por ciento. Los datos constatan que las cúpulas de los medios son terreno vedado a la mayoría de mujeres. La desproporción no se limita al sector empresarial: en el organigrama de la FAPE, por ejemplo, solo 18 de las casi 50 asociaciones tienen una mujer al frente de la presidencia.

Trayectoria de AMECO en el ámbito de la formación

AMECO mantiene, desde el año 2004, Convenios de Colaboración con las tres Universidades públicas de Madrid que imparten Estudios de Ciencias de la Información, Universidad Complutense, Rey Juan Carlos y Carlos III. Con ellas hemos llevado a cabo actividades formativas regladas y no regladas así como contratación en prácticas remuneradas del alumnado del último ciclo de forma regular. Los Convenios han sido renovados recientemente e incluso se van a ampliar a alguna Universidad privada como San Pablo CEU.

Hemos sido incluidas como docentes, en las actividades de libre configuración sobre “Comunicación de Género”, que las tres Universidades han impartido, dentro de cursos, talleres, jornadas y mesas redondas, aportando además materiales de investigación y estudios elaborados a través de los últimos 15 años por AMECO, en su publicación periódica “Género y Comunicación”.

La Asociación AMECO desde el año 2006 mantiene en funcionamiento la Agencia de Comunicación para la Igualdad, AmecoPress. Por ella han pasado más de un centenar de periodistas, mayoritariamente mujeres, con contratos laborales, de arrendamiento de servicio, free lance, contratos en prácticas y muchas de ellas, debido a la intensidad y especificidad de nuestro cometido se encuentran hoy en día trabajando en distintos medios, tanto en prensa escrita y digital, como prensa audiovisual (radios y televisiones).

Las noticias de AmecoPress son publicadas por más de 80 medios del estado español y a través de las agencias de género latinoamericana SEMLac, Cimacnoticias, Cerigua… (con las que mantenemos un acuerdo escrito de colaboración), en más de 120 medios de Latino América y EE.UU.

Las prácticas en AmecoPress son una extraordinaria vía de aplicación de las herramientas conceptuales acerca de la comunicación con perspectiva de género recibida en la Escuela. Las y los estudiantes tienen la oportunidad de aprender cómo se elaboran las informaciones, reportajes, entrevistas, crónicas, teniendo en cuenta la perspectiva de las mujeres y aplicar estrategias para el abordaje de las violencias machistas, entendidas en toda su amplitud, como expresión última de la permanente discriminación que viven las mujeres. La aplicación del lenguaje no sexista, es enfocado con rigor y constituye un valor añadido en la elaboración de la información.

El tipo de periodismo defendido por AmecoPress se construye como un eje dinamizador para el cambio social, razón por la que está en contacto con el tejido asociativo y con las entidades e instituciones comprometidas con la igualdad. No es posible construir una información con perspectiva de género sin contar con las expertas de diferentes áreas –economía, ciencia, política, etc.- y con las organizaciones de mujeres como fuentes. Este contacto permanente supone para las estudiantes un gran aprendizaje sobre distintas materias.

El periodismo con perspectiva de género es una herramienta de transformación para construir una sociedad no discriminatoria que lucha contra el patriarcado y las violencias machistas. El enfoque de género es transversal.

La práctica de este periodismo feminista es la apuesta para unos medios con mayor rigor que no discriminen a una gran mayoría de la población y que pongan en valor otras formas de construir el mundo más allá de los mandatos culturales de la masculinidad y la feminidad derivados de la construcción del género.

Talleres de formación

Descripción y fines

El nuevo panorama mediático, ante la aparición de nuevas realidades, casi siempre fruto de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, ha exigido que las y los profesionales de la información reciban formación cada vez más especializada y sofisticada. Paralelamente a esta realidad informativa, en el aspecto social, las políticas de igualdad de oportunidades experimentan una larga trayectoria que abarca acciones e iniciativas de diferentes tipologías, objetivos y metodologías, resaltando la importancia que los medios de comunicación tienen en la sociedad contemporánea como formadores de opinión. Por ejemplo, es unánime la percepción del importante papel que los medios de masas tienen en la erradicación de la violencia de género o la trascendencia simbólica de un uso no sexista de la lengua. Así, todos los Planes de Igualdad elaborados en España, sea cual sea su ámbito (estatal, autonómico, local) recogen la necesidad de desarrollar iniciativas que permitan modificar la imagen de las mujeres en los medios de comunicación.

Y es que, como sabemos, los medios de comunicación social son un elemento fundamental en la formación de la opinión pública; sugieren formas de comportamiento al tiempo que sancionan valores y actitudes. El discurso informativo no es inocente. Los medios de comunicación, al ofrecer la realidad informativa, proponen formas de entender el mundo que necesariamente transmiten una ideología. La construcción de la realidad colectiva se concreta en la aparición de estereotipos que, en el caso de hombres y mujeres, pone de manifiesto las diferencias entre unos y otras. Por ello, es imprescindible que las nuevas generaciones de profesionales se formen en la perspectiva de género, única estrategia para modificar los sesgos androcéntricos y sexistas que siguen apareciendo en la información.

En este sentido, hay que destacar que los estudios de género y comunicación se han centrado en dos paradigmas: el consumo de cultura popular por parte de las mujeres, que presenta características distintas al consumo masculino y, en segundo lugar, la necesidad de conocer la existencia de los mecanismos culturales destinados a mantener bajo control la propia identidad femenina con lo que ello implica en las relaciones sociales. Esto explica que la mayoría de estudios culturales de género se circunscriban a alguna de las cuatro áreas siguientes:

1) representación, estereotipos e imágenes de las mujeres en los productos culturales;
2) reescritura de esas imágenes desde las propias mujeres;
3) análisis de la recepción y búsqueda de experiencias que permitan incorporar la voz de las mujeres y
4) organización y producción de la cultura en los sistemas económicos y sociales.

A partir de estos enfoques, juntos o por separado, se amplía el análisis de los productos de masas, pasando a constituir perspectivas analíticas que permiten ir más allá de la simple categorización de un producto como sexista, adoptando un uso consciente e intencional que permita modificar la actual realidad discriminatoria para las mujeres.

En cuanto a las nuevas generaciones de profesionales de la información, hombres y mujeres, se sigue detectando la ausencia de formación específica en género y comunicación, una formación que no está siendo incluida en ningún plan de estudios de ninguna Universidad española. Así, las únicas iniciativas existentes, poco frecuentes además, están siendo desarrolladas por algunos organismos de igualdad que, de forma puntual, ofrecen cursos formativos a periodistas en activo. En consecuencia, las profesionales de los distintos medios (prensa, radio, televisión, productoras, gabinetes de comunicación, agencias de publicidad, medios electrónicos, etc.) necesitan un reciclaje al objeto de tener facilidad a la hora de acceder a puestos de trabajo que requieran esos conocimientos (lo que les permitiría competir más equitativamente en un mercado laboral donde padecen importantes discriminaciones) y, así mismo, favorecería la adopción de un periodismo crítico, con una actitud activa y consciente hacia la igualdad real de hombres y mujeres.

Hay consenso en asegurar la trascendencia de los medios de comunicación en la sociedad actual. Sin embargo, no existe un cauce formativo que transmita los contenidos mínimos que las y los profesionales deberían disponer a la hora de desarrollar su trabajo por lo que sigue siendo evidente la carencia de formación específica en género y comunicación.

En consecuencia, con los TALLERES se pretende formar a las periodistas y colaboradoras que han de elaborar la información desde una perspectiva de género que les permita, por una parte, ser conscientes de la representación actual de las mujeres en la prensa. Así mismo, que sean capaces de incorporar estrategias de eliminación de usos sexistas en el discurso mediático, lo que favorecerá la igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido se pretende conseguir:

1. Que las nuevas generaciones de periodistas dispongan de una formación básica en género e igualdad de oportunidades, lo que se traducirá en un periodismo que, desde una perspectiva de género, asuma la problemática actual del discurso mediático y cuyas consecuencias son negativas para las mujeres.

2. Formar a periodistas en activo en la perspectiva de género, para que incorporen una mirada igualitaria a sus producciones informativas: fuentes femeninas, erradicación de la invisibilidad de las mujeres, tratamiento simétrico, uso no sexista de la lengua, eliminación de estereotipos, etc.

3. Incrementar el número de mujeres en los medios que dispongan de formación cualificada en género para mejorar el acceso a puestos de trabajo de mayor responsabilidad y mejor retribución.

4. Dignificar y formalizar los conocimientos en género e información que, en nuestro país, ya gozan de amplia tradición, con la existencia de un numeroso grupo de autoras y textos que han elaborado un importante y riguroso corpus teórico y epistemológico que, sin embargo, sigue ausente de las instituciones formales de enseñanza.

Para ello, el programa que se presenta pretende formar, dentro de las propias instituciones educativas de ámbito universitario si ello fuera posible, y también en el marco de la empresa periodística, a las y los nuevos profesionales de la información (en la Universidad) y a quienes ya están en activo (en las empresas de comunicación) a partir de tres módulos formativos básicos, cuya programación debería ser secuencial:

1) Perspectiva de género e información
2) Lenguaje no sexista
3) Imagen y representación

Los contenidos que se contemplan deberían abordar, como mínimo, los siguientes temas, agrupados en bloques temáticos.

Módulo 1. Iniciación a la comunicación con perspectiva de género (8 horas).

• El feminismo y la construcción intelectual de la desigualdad.
• Que es la perspectiva de género.
• La comunicación desde la perspectiva de género.
• Estrategias básicas para informar con perspectiva de género.

Módulo 2. Lenguaje no sexista e información
• Concepto y definición del lenguaje no sexista.
• Estrategias prácticas y soluciones para el uso de lenguaje inclusivo en la prensa.
• Resistencias y dificultades al uso no sexista de la lengua.

Módulo 3. Imagen y representación de las mujeres en los medios
• Las mujeres como audiencia: tipología y características de la información especializada.
• El discurso publicitario: estereotipos de las mujeres.
• Violencia de género: el papel de los medios de comunicación.
• Representación de las mujeres en los nuevos formatos mediáticos.

Objetivos

• Construir un discurso crítico sobre el discurso mediático.
• Adoptar estrategias prácticas que, desde una perspectiva de género, permitan incorporar un modelo informativo más equitativo y que incida en la igualdad real de hombres y mujeres.
• Conocer la representación que los medios de comunicación elaboran sobre hombres y mujeres.
• Desarrollar capacidad crítica que permita asumir el factor decisivo de los medios en la construcción de la realidad de las personas.
• Analizar la construcción de la feminidad y la masculinidad que los medios proponen.
• Poner en cuestión la estereotipia que se transmite a través de ellos.
• Reflexionar sobre los diferentes roles que, en función del género, representan los hombres y las mujeres.
• Debatir sobre el problema de la violencia que padecen las mujeres y el papel que en ello juegan los medios de comunicación de masas.

Taller Virtual para aprender a construir Indicadores de Género

Del 1 de abril al 15 de junio de 2014, con conexión quincenal y comunicación on line simultanea de 2 horas, se impartió el taller virtual “Construcción de Indicadores de Género”, que fue dado y dirigido por Cristina Pérez Fraga y Gloria López López, Directora y Redactora Jefa de la Agencia AmecoPress.

Se impartió “on line” a través de la Red Nacional de Periodistas con Visión de género, socias de AMECO y a las redactoras y estudiantes en prácticas que han pasado por nuestra agencia.

Objetivo del taller

Se trató de un curso teórico-práctico, cuyo objetivo era definir qué son los indicadores de género, sus características y tipologías, y aprender a diseñarlos para todo tipo de programa.

Estuvo centrado fundamentalmente en la práctica y el diseño, por parte de las personas comunicadoras participantes, de indicadores de género para programas concretos, de distintos ámbitos de intervención: cultura, deporte, cooperación, sanidad, etc.

Programa

Tema 1. Indicadores: definición y tipologías.
¿Qué es un indicador? Car